Datos no definitivos de JCR 2011 publicado en junio

Thomson Reuter nos acaba de comunicar que los datos ofrecidos en el JCR de 2011 publicados online el 29 de junio no son los definitivos. Estos datos se van a actualizar semanalmente con la introducción de nuevas revistas o la actualización de datos. Todos estos cambios estarán visibles y serán definitivos en el JCR online en la actualización que realizarán el próximo septiembre.

Por otro lado, pueden consultar el listado de revistas que han recibido su primer índice de impacto en 2011 [http://scientific.thomsonreuters.com/imgblast/JCR-newlist-2011.pdf] y el listado completo de los títulos incluidos en el JCR 2011 [http://scientific.thomsonreuters.com/imgblast/JCRFullCovlist-2011.pdf]

Fama móvil: accede al catálogo desde tu terminal

La nueva versión móvil de Fama permite acceder de forma rápida al catálogo de la biblioteca y utilizar las principales funciones, a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Principales utilidades que Fama móvil le ofrece:

ACCESO A MI CUENTA para:

  • – Consultar la fecha de vencimiento de los préstamos
  • – Renovar los libros en préstamo, etc.

ACCESO AL CATÁLOGO incluyendo:

  • – Acceso a texto completo de los recursos electrónicos
  • – Realización de reservas de libros prestados
  • – Visualización de las cubiertas de los libros

INFORMACIÓN SOBRE LAS BIBLIOTECAS

  • – Horario de apertura
  • – Dirección y localización en Google Maps

Además, Fama móvil también estará disponible en la nueva versión de Fama+, que se espera tengamos en breve.

Autor de la noticia: Sección de Sistema de Gestión Integrada de la Biblioteca

Otro paso en el libre acceso a la ciencia

En El País, Walter Oppenheimer y Emilio de Benito escriben:

“Saber es poder y en ciencia ese conocimiento solo se demuestra de una manera: publicando. Pero este proceso introduce un factor ajeno a la investigación en sí y quien la financia: las editoras de revistas. Por ejemplo, si un investigador descubre una molécula, lo primero que hará será enviar el trabajo a una publicación científica. Solo entonces dejará que sus colegas sepan cómo ha hecho sus trabajos y sus resultados. Y estos tendrán que pagar, en muchos casos, una cuota de suscripción a la revista correspondiente si quieren leer el artículo. La editora correspondiente no solo se encarga de llevar al papel el trabajo. También aporta un valor añadido: la revisión por otros científicos independientes del resultado. Es lo que da garantía y lo que hace que unas publicaciones sean más prestigiosas que otras. Y algo por lo que también cobran.

Pero Internet ha cambiado esto. Igual que con la prensa generalista, hay webs, de prestigio creciente, que ya permiten el acceso abierto a todo lo que publican. Y se plantea un caso que hasta hace poco no se discutía: ¿por qué una editorial se beneficia de un trabajo que ha contado con financiación pública? Esta pregunta ha animado la controversia, y el movimiento por un libre acceso gana adeptos.

El mayor empuje lo ha dado el Gobierno británico, que acaba de decidir que, dentro de dos años, todos los estudios científicos publicados que hayan sido subvencionados con dinero público deberán ser de acceso gratis para todo el público, sean de donde sean y se dediquen a lo que se dediquen. La decisión, que sigue casi al pie de la letra las recomendaciones elevadas en junio por un grupo de expertos encabezados por Janet Finch, es consecuencia de la creciente oposición en medios científicos al negocio de algunas publicaciones con sus trabajos”.

Lea el artículo completo en El País

El bosón de Higgs, la Partícula Puñetera

Alberto Sicilia escribe sobre el bosón de Higgs y nos desvela las claves para entender de qué se trata y una explicación posible sobre el equívoco nombre “La Partícula de Dios” 😉

8.- ¿Y el término “la particula de Dios”? ¿Acaso no éramos científicos?

El origen del apelativo “la partícula de Dios” es una de mis anécdotas favoritas en física.

Allá por los años 90, Leo Lederman, un Premio Nobel, decidió escribir un libro de divulgación sobre la física de partículas. En el texto, Lederman se refería al bosón de Higgs como “The Goddamn Particle” (“La Partícula Puñetera”) por lo difícil que resultaba detectarla.

El editor del libro, en un desastroso arranque de originalidad, decididió cambiar el término “The Goddamn Particle” por “The God Particle” y así “La Partícula Puñetera” se convirtió en “La Partícula de Dios”.

Lea el artículo completo en Asturbulla o en el blog de Alberto, Principia Marsupia, donde podrá ver un magnífico vídeo con el Rap dedicado al Bosón de Kate McAlpine

Guía para búsqueda de normativa técnica en la web de la Biblioteca

Le invitamos a visitar cómo encuentro normas , donde obtendrá respuesta a las siguientes preguntas:

  • – cómo buscar normas sobre una materia
  • – dónde buscar una norma concreta
  • – proceso de búsqueda de normas técnicas en Fama
  • – localizar normas equivalentes
  • – cómo referenciar una norma
  • – etc.

Ofrece la opción de enlazar con recursos de interés, así como con la Web de diferentes organismos de normalización. Cuenta además, con enlaces a guías, tutoriales y preguntas frecuentes para completar la información.

Podrá acceder a esta guía, a través de la Web de la Biblioteca, en la pestaña “Cómo encuentro”, pulsando la opción Normas.

Autor de la noticia: Biblioteca de Ingeniería