Mendeley, un paso más hacia la “Ciencia abierta”

Mendeley es un sistema de gestión de referencias bibliográficas, que permite organizar tanto la información bibliográfica, como adjuntar los documentos a texto completo. Funciona como un programa que se descarga y se ejecuta en ordenadores personales o en dispositivos móviles, pero también como un servicio en línea, a través del cual se puede organizar y compartir la información bibliográfica con otros usuarios.

Conozca más sobre Mendeley en el blog de María Luisa Álvarez de Toledo

Anuncios

Otro paso en el libre acceso a la ciencia

En El País, Walter Oppenheimer y Emilio de Benito escriben:

“Saber es poder y en ciencia ese conocimiento solo se demuestra de una manera: publicando. Pero este proceso introduce un factor ajeno a la investigación en sí y quien la financia: las editoras de revistas. Por ejemplo, si un investigador descubre una molécula, lo primero que hará será enviar el trabajo a una publicación científica. Solo entonces dejará que sus colegas sepan cómo ha hecho sus trabajos y sus resultados. Y estos tendrán que pagar, en muchos casos, una cuota de suscripción a la revista correspondiente si quieren leer el artículo. La editora correspondiente no solo se encarga de llevar al papel el trabajo. También aporta un valor añadido: la revisión por otros científicos independientes del resultado. Es lo que da garantía y lo que hace que unas publicaciones sean más prestigiosas que otras. Y algo por lo que también cobran.

Pero Internet ha cambiado esto. Igual que con la prensa generalista, hay webs, de prestigio creciente, que ya permiten el acceso abierto a todo lo que publican. Y se plantea un caso que hasta hace poco no se discutía: ¿por qué una editorial se beneficia de un trabajo que ha contado con financiación pública? Esta pregunta ha animado la controversia, y el movimiento por un libre acceso gana adeptos.

El mayor empuje lo ha dado el Gobierno británico, que acaba de decidir que, dentro de dos años, todos los estudios científicos publicados que hayan sido subvencionados con dinero público deberán ser de acceso gratis para todo el público, sean de donde sean y se dediquen a lo que se dediquen. La decisión, que sigue casi al pie de la letra las recomendaciones elevadas en junio por un grupo de expertos encabezados por Janet Finch, es consecuencia de la creciente oposición en medios científicos al negocio de algunas publicaciones con sus trabajos”.

Lea el artículo completo en El País

Internet contamina: La Nube también tiene sus aspectos tóxicos

Mark Burns escribe en el diario El País:

“Primero sacas una foto – bueno, más bien 27– de tu hijo de tres años soplando las velas de su tarta de cumpleaños. ¡Qué mono! Luego las subes a Picasa o a Facebook, o las arrastras hasta Dropbox. Muy sencillo. Muy conveniente. Atención, pregunta: ¿y dónde dices que residen exactamente esas fotos? Solución, respuesta: En La Nube. ¿No es así? Así es. En cualquier momento y desde cualquier lugar podemos acceder al cielo con un aparato y volver a pillar uno de esos retratos. ¡Fium!. Te cacé. Los archivos flotan alegremente por el ciberespacio. Nos aguardan sin prisas. Y el método, además de barato, resulta tremendamente ecológico. O, ¿no?”.

Lea la noticia entera en el artículo de Mark Burns

El Foro Química y Sociedad crea la página T-Química

“Para potenciar el interés de los jóvenes por la ciencia y en especial por la Química, el Foro Química y Sociedad ha creado la web T-Química, donde presenta todo el alcance de esta ciencia de forma atractiva y divertida.

En su apartado Innova Q-Tecno Q, T-Química comparte y explica los avances más novedosos y sorprendentes, que vienen para quedarse y facilitar nuestra vida cotidiana y en los que la química juega un papel fundamental. La información, datos, curiosidades y tendencias en salud, bienestar y belleza, pueden encontrarse en Q-ídate”.

Vea la noticia completa en el SINC, Servicio de Información y Noticias Científicas

Navega Seguro: Oficina de Seguridad del Internauta

“La “Oficina de Seguridad del Internauta” (OSI) es un servicio del Gobierno para proporcionar la información y el soporte necesarios para evitar y resolver los problemas de seguridad que pueden afectarnos al navegar por Internet.

OSI es un servicio de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información puesto en marcha por el Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación (INTECO).

Nuestro objetivo es elevar la cultura de seguridad, prevenir, concienciar y formar proporcionando información clara y concisa acerca de la tecnología y el estado de la seguridad en Internet. Al mismo tiempo impulsamos la detección y denuncia de nuevas amenazas en la red, de fraudes, estafas online o de cualquier otro tipo de ataque de Seguridad Informática.

En este portal encontrarás información general sobre la seguridad en Internet, recomendaciones, guías y herramientas con las que navegar más seguro”.

Acceda a la Ocinina de Seguridad del Internauta en http://www.osi.es/es

Uso seguro de productos químicos: REACH

“La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) acaba de publicar hace unos días en su página web, un listado con información acerca de los artículos de consumo comercializados en la UE que contienen sustancias altamente preocupantes (SVHC) incluidas en la lista de candidatas

Y pese a que debería ser una gran noticia por ser una información importante para los consumidores, puesto que con ella se pretende contribuir a un mejor conocimiento general del uso y presencia de sustancias peligrosas en los artículos de consumo, no deja de ser curioso que la mayoría de los principales destinatarios de la noticia, es decir los consumidores, sean desconocedores de la misma y de sus contenidos.”

Lea la noticia completa en mi+d

¿Nube o disco duro? A la postre, disco duro… en Internet

En ‘mi+d, Un lugar para la Ciencia y la Tecnología’ leemos a Blanca Salvatierra:

“¿Qué pasaría si un día los internautas ya no pudiesen entrar en sus documentos almacenados en Google Docs, ver las fotografías de Flickr o los vídeos privados de YouTube? ¿Qué derechos les asisten? El almacenamiento de información en Internet plantea dos cuestiones básicas: la seguridad que ofrecen las empresas que ponen sus servidores al servicio de usuarios y empresas, y la protección legal de los datos personales de los ciudadanos que hacen uso de estos servicios.”

Lea el artículo completo en mi+d